Usted esta en Home / Info General /

reducir tamaño de letra aumenar tamaño de letra

El escenario de la salud pública bonaerense de cara a 2018

26/12/2017 | De cara a 2018 CICOP remarca "incumplimiento paritario de la gobernadora María Eugenia Vidal" y cuestiona "las reformas del gobierno nacional y bonaerense"



CICOP en las calles

   PortalBA-. Desde la CICOP denuncian una serie de incumplimientos por parte del Estado bonaerense, como "la ausencia de convocatoria a mesas técnicas que surgen del mismo acuerdo también genera un sinnúmero de situaciones conflictivas, que podrían ser abordadas de un modo más conducente si hubiera voluntad política de debatir y alcanzar acuerdos en las diferentes temáticas" y sostienen que "el Ministerio de Salud provincial continúa girando en una órbita propia, sin atender las necesidades del sector y sin asumir el rol que le toca dentro del contexto de las políticas públicas".

A tal fin detallan "los graves conflictos  en  el Hospital Nacional Posadas, y las diferentes situaciones en el ámbito de los municipios, son muestras claras de que la salud pública es también un territorio en disputa.  La intención de avanzar con la implementación de la CUS, en sus versiones más o menos solapadas, no es más que otra cara del ajuste que se pretende imponer".

Los escenarios mencionados "avizoran un 2018 difícil y conflictivo. Los días de esta última semana del año 2017 deben ser  también de evaluación y reflexión colectiva  de cara a lo que tenemos por delante, con  la fortaleza adquirida en la lucha que hemos desarrollado como gremio y convencidos firmemente de que no hay salud pública con sus trabajadores sin derechos".

El contexto provincial 

De acuerdo a la CICOP, "la provincia de Buenos Aires ha jugado un papel central en las decisiones políticas que lleva adelante el gobierno nacional, con eje  en  la devolución del Fondo del Conurbano bonaerense a costa de mayor ajuste para el resto del país". 

"La decisión de la gobernadora Vidal de avanzar en la misma línea de ajuste sobre los trabajdorxs tuvo su expresión en la ley que termina con los derechos adquiridos de los compañerxs del Banco Provincia, la adhesión a la ley nacional de ART y una ley de Ministerios que avanza sobre los fondos del IOMA. Durante el tratamiento de estos proyectos, a semejanza de lo ocurrido en el Congreso Nacional, también hubo un inusitado despliegue de fuerzas de seguridad en la legislatura provincial, y repudiables escenas de represión sobre los manifestantes" explicaron en un comunicado.

Por otro lado, "el proyecto para reformar el sistema jubilatorio del IPS, si bien no figura en la agenda parlamentaria de estos días, no ha sido abandonado. La importante movilización que los trabajadores estatales bonaerenses de todos los sectores llevamos a cabo el 13/12 dio cuenta de que no estamos dispuestos a que se afecten nuestros derechos previsionales presentes y futuros.  Entendemos que el  gobierno de Vidal tomó nota de ello, y a eso le sumó lo ocurrido a nivel nacional en las jornadas del 14 y del 18, por lo cual no apuró los tiempos en este período parlamentario. Como lo evaluamos en la reunión del Consejo Directivo Provincial del viernes 22, es imprescindible nuestro estado de alerta al respecto así como un trabajo de difusión e información en nuestras seccionales que dé cuenta de la gravedad de las reformas que se intentan imponer. Esto  seguramente nos fortalecerá de cara a las acciones que tendremos que desarrollar para continuar con la defensa irrestricta de nuestra caja previsional".

También en línea con el gobierno provincial, "la gobernadora Vidal dio curso a despidos de numerosos trabajadores estatales en diferentes áreas, afectando los servicios que se brindan a la población bonaerense. Repudiamos este accionar y nos solidarizamos con los compañeros despedidos, reclamando su inmediata reincorporación".

El contexto nacional

Para la CICOP, "los acontecimientos de las últimas semanas del 2017 dejan bien en claro que el escenario de disputa política,  más allá de los ámbitos legislativos y judiciales, tiene como centro claro y privilegiado la calle, y como actores principales a los trabajadores".

El gobierno nacional, "parado sobre el resultado de las urnas del mes de  octubre, decidió avanzar con rapidez en los proyectos que tuvo en mente desde su  misma conformación como fuerza política partidaria, aunque los haya negado en declaraciones, spots de campaña, entrevistas y debates. La serie de “reformas” que decidió poner en marcha no son más que la concreción del ajuste sobre los sectores del trabajo y de la población más vulnerable, mientras se avanza en mayores beneficios, exenciones y privilegios para los que más tienen. De modo particular, las reformas tributarias y previsionales, así como el proyecto de reforma laboral aún no sometido al poder legislativo, dan cuenta de esa mirada política, de esa matriz de origen en quienes hoy  gobiernan el país".

Sin embargo, "en menos de dos meses, el capital político acumulado sufrió un desmedro que no puede dejar de observarse. Las movilizaciones del 29/11 y la del 6/12 ya habían dado cuenta del malestar de gran parte de la sociedad ante las intenciones gubernamentales. El 14/12 la calle fue ganada por un espectro mucho más amplio y contundente, que finalmente logró que el tratamiento de la reforma previsional tuviera que ser postergado en la Cámara de Diputados, pese a que ya contaba con media sanción en el Senado. Ese fortalecimiento y logro del campo popular se reflejó claramente el lunes 18/12, donde miles salieron a la calle a rechazar una reforma claramente impopular, que afecta la vida cotidiana de la gran mayoría de la población actual y futura.  Más allá de que finalmente la ley fuera sancionada con una ajustada votación  y con el apoyo de gobernadores de diferentes pertenencias partidarias, las manifestaciones continuaron ese día y el siguiente en diferentes puntos de la ciudad de Buenos Aires, en el conurbano, en el interior bonaerense y en varias provincias más".

Para la CICOP, "los medios de comunicación más comprometidos trataron de reflejar la magnitud de las marchas y hasta fueron víctimas de la represión, pero lamentablemente la mayoría  disminuyó el impacto de la movilización centrando su foco en las situaciones de violencia que ocurrieron. Sin duda son repudiables, pero no pueden equipararse a la violencia puesta de manifiesto en el  accionar de las fuerzas de seguridad, ni debe soslayarse la responsabilidad del gobierno en esos hechos". 

Finalmente subrayaron que "el clima político no se ha tranquilizado ni el gobierno cuenta con todos los respaldos que le permitan seguir avanzando sin costos.  Es cierto que  está urgido por sus propias necesidades, por un nivel de endeudamiento que no para de crecer y por una economía con enormes complicaciones, señaladas por voces de diferentes sectores, aún de los que guardan cierto nivel de afinidad con el oficialismo. Sin embargo, si no toma nota de la importancia de  los hechos de las últimas semanas el costo será aún mayor y el horizonte de conflictos continuará en alza".


reducir tamaño de letra aumentar tamaño de letra Tamaño de letra  Imprimir Enviar noticia